sábado, 28 de junio de 2014

SALMÓN MARINADO CON CAVIAR DE TERIYAKI Y DE NARANJA


El Teriyaki no es un pez y en realidad este caviar no es caviar... se trata de las perlas de Japón que una vez cocidas adoptan el sabor del zumo o de  la salsa donde se hayan marinado pues son de sabor neutro, pero que no sufran por ello, que ya me encargo yo de buscarles sabores y colores! 
Había pensado en preparar para el aperitivo unos taquitos de Salmón marinado con un toque de salsa Teriyaki que le va estupendamente y me he acordado de la receta del chef Claude Troisgros y que ya había probado en otras ocasiones pero con salsa de soja como él la hace y he pensado en tunearla y en esta ocasión he marinado las perlas en salsa Teriyaki... ¡Un acierto tanto de textura como de sabor!
Más abajo os dejo el enlace de otra receta con las perlas de Japón, que se adaptan igualmente tanto a preparaciones dulces cómo saladas y en otra ocasión pondré la receta del Bubble tea que hago con las perlas de tamaño superior a éstas.
¡Levamos el ancla y ponemos rumbo a la cocina!




Necesitamos unas lonchas gruesas de Salmón marinado.


Para el caviar de Teriyaki:
- 2 cucharadas soperas de perlas de Japón (yo he utilizado de las pequeñas)
- 50 ml de salsa Teriyaki (más o menos)
- 300 ml de agua
- Red Hot u otra salsa picante y aceite  para el aliño (el picante opcional)
- Pipetas dosificadoras.


Ingredientes para el caviar de naranja:
- 50 ml de zumo de naranja (colado)
- 75 gr de agar-agar en polvo
- 200 ml de aceite de girasol (bastante frío)
- Pipetas dosificadoras o una jeringuilla (sin la aguja).



El aliño que he utilizado para dar un toque "gracioso" al salmón es bastante rápido de hacer: Mezclar un poco de aceite de oliva con salsa Red Hot, llenar las pipetas y ¡listo!


Así se hace el "caviar" de teriyaki:

  1. Calentamos 300 ml de agua y cuando comience a hervir añadimos las perlas de Japón.
  2. Las cocemos durante 15 minutos ( las movemos repetidas veces porque se pegan al fondo de la olla, el interior tiene que quedar con una bolita blanca), retiramos del fuego y las volcamos sobre un colador. 
  3. Enjuagamos debajo del grifo y cuando estén bien escurridas las ponemos en un bol o tupper.
  4. Añadimos la salsa Teriyaki hasta cubrirlas (yo he utilizado 50 ml), cubrimos con film y guardamos en la nevera 24 horas.
  5. Al día siguiente... ¡sorpresa! las bolitas se han desayunado toda la salsa y han adoptado su color y todo su sabor, resultado: un caviar de Teriyaki estupendo.

Cómo os comentaba al principio, estas perlitas adoptan el sabor y el color del líquido o salsa de su maceración, por lo que las posibilidades de elaborar "caviar" son infinitas, os dejo el enlace de los últimos que hice: Con sabor a rosa.


Caviar de naranja: 
Para ver también de otros sabores y su elaboración paso a paso: Caviar de sabores 

  1. Disolvemos el agar-agar en el zumo de naranja (colado y frío).
  2. Hervimos durante dos minutos, retiramos del fuego y dejamos templar. Con ayuda de la pipeta dosificadora vamos echando gotas en el vaso con aceite (bastante frío).
  3. Una vez acabado el zumo, volcamos el vaso sobre un colador y enjuagamos las perlitas bajo el grifo ( aunque cómo va a ser utilizado en una receta salada no hace falta enjuagarlo con agua).


Ya tenemos nuestros dos sabores y texturas diferentes de "caviar"




Cortamos el salmón en cubos pequeños y montamos el plato a nuestro gusto.


¡Llegó la hora del aperitivo!




Si continuo con mi complejo de "esturión de Riofrío" tendré que consultarlo con un especialista, jajaja!!!
                                                           ¡Disfrutad del finde!


No hay comentarios:

Publicar un comentario