lunes, 11 de mayo de 2015

PASTELITOS DE LEMON CURD Y MERENGUE

 

Aquí está la rece de los pastelitos que ayer os prometí en Facebook. Las dos veces que he hecho esta receta han sido en "formato" de tarta pero ayer quise prepararla para el desayuno y pensé en probar a hacer la misma receta pero en tamaño de bocado y de esta idea... surgieron estos mini pastelitos que nos alegraron el desayuno a mi "catador oficial" y a la moi, que también tenemos derecho las que cocinamos porque hay veces que no llego ni a probarlo, jeje!!
En esta ocasión he elaborado las tartaletas con la misma masa que utilizo cuando hago el tamaño grande, o sea, la pasta brisa, pero para la próxima utilizaré las tartaletas que ya vienen preparadas y que ya he utilizado en otras preparaciones con resultados estupendos, por lo tanto voy a centrarme en la receta del lemon curd  adaptado a mi gusto de acidez (he probado con más o menos azúcar, zumo o agua y me quedo con estas medidas) y del merengue.

Ingredientes para el lemon curd :
- 2 yemas de huevo
- 50 ml de zumo de limón colado
- Ralladura de 1 limón (solo la parte amarilla)
- 150 ml de agua
- 150 gr de azúcar
- 20 gr de Maizena (2 cucharadas soperas rasas)
- 25 gr de mantequilla sin sal.

Elaboración:
 Ponemos en un cazo todos los ingredientes juntos menos la mantequilla, mezclamos y lo llevamos al fuego (medio), cocemos durante 10-15 minutos sin dejar de mover, cuando espese retiramos del fuego y añadimos la mantequilla mezclando bien para que se funda.
Dejamos templar y listo para utilizar en nuestra receta.





Una vez horneadas y frías las tartaletas (si has elegido esta opción), las rellenamos con el lemon curd y las volvemos a meter al horno a 180ºC durante 10 minutos.



Mientras se hornean preparamos el merengue con:
- 4 claras de huevo.
- 160 gr de caster sugar (es un azúcar blanco pero con los cristales mucho más finos, puedes sustituirlo fácilmente triturando el azúcar blanco normal durante unos segundos sin que llegue a pulverizarse).
- 1/4 de cucharadita de crémor tártaro (para estabilizar las claras) o en su defecto unas gotas de zumo de limón.
Así de fácil:
Con ayuda de las varillas eléctricas batimos las claras junto al crémor tártaro y cuando comiencen a subir añadimos el azúcar de cucharada en cucharada, sin dejar de batir hasta que el merengue esté firme.



Introducimos el merengue en una manga pastelera con boquilla y formamos rosas sobre las tartaletas (ya horneadas y frías), introducimos en el horno en la posición de gratinar y doramos (no quemamos) el merengue. Cuidado porque se "chamusca" rápido y nos puede echar a perder el postre, la merienda o el desayuno del día.





¡Los próximos serán con orange curd (crema de naranja)!


No hay comentarios:

Publicar un comentario